La mediación una alternativa para la solución de conflictos

Por: Rolando Emmanuelli Jiménez, J.D., LL.M.

rolando@bufete-emmanuelli.com

En Puerto Rico existen diferentes procedimientos formales para manejar controversias, el modelo adversativo de adjudicación es el modelo convencional. Sin embargo, este modelo ha estado bajo cuestionamiento ante la excesiva complejidad y los altos costos que representa. El Tribunal Supremo de Puerto Rico fomenta la utilización de mecanismos complementarios al sistema adjudicativo tradicional, no para sustituirlo, sino para complementarlo con otros procesos con el fin de impartir justicia en una forma más eficiente, rápida y económica.

Estos métodos de resolución de disputas se han utilizado desde tiempos antiguos fomentando el diálogo y la interacción de las partes. El objetivo principal es que las personas en disputas puedan resolver sus controversias al negociarlas voluntariamente de una forma más equitativa para las partes. 

Entre los mecanismos complementarios al sistema adjudicativo convencional se encuentra la mediación. La mediación es un proceso no adversativo, más rápido e informal que el procedimiento judicial, que permite a las partes, con la intervención de un persona denominada mediador o mediadora, explorar todas las opciones posibles para lograr un acuerdo que les sea mutuamente aceptable y que finalice el conflicto. Este método es totalmente voluntario, las partes tienen la potestad de decidir si se someten o no al trámite.

La mediación tiene como propósito promover la participación de las personas en la solución de sus conflictos y que las partes involucradas asuman responsabilidad en el cumplimiento de los acuerdos. La mediación promueve el que no haya violencia entre las partes, logrando un ambiente de diálogo y respeto. Las partes se comprometen a explorar alternativas que finalicen su controversia con la colaboración de la otra parte.

La mediación es exitosa en distintos ámbitos, ya sea comerciales, familiares, institucionales o comunales, al generar interacciones entre las partes que promueven la búsqueda de soluciones mutuamente aceptables.

A diferencia del método adversativo, en la mediación, las partes mantienen control sobre el proceso y son responsables sobre los acuerdos y su implantación.

Otros beneficios del proceso de mediación son los siguientes:

  • La mediación es menos costosa que un proceso judicial.
  • Es más rápida que un proceso adversativo.
  • Es privada y confidencial
  • Ocurre en un ambiente agradable para que las partes puedan solucionar sus conflictos
  • Las partes llegan a acuerdos de forma amistosa
  • La mediación persigue mantener la unidad familiar y las relaciones personales
  • La mediación persigue servir como un vehículo para la comunicación adecuada entre las partes
  • En el proceso de mediación, ambas partes ganan al lograr un acuerdo escrito, ejecutable en el tribunal de mediar incumplimiento y que es mutuamente aceptable.


Cabe señalar, que la mediación no es el único método de solución de conflictos. El arbitraje y la evaluación neutral son métodos no adversativos reconocidos por nuestro ordenamiento judicial. 

En Puerto Rico es una práctica común el resolver las disputas obrero-patronales utilizando métodos no adversativos como lo es el arbitraje. Esta práctica de utilización de métodos no adversativos la fomentan agencias federales y estatales. Por ejemplo, el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) utiliza como primera alternativa para la resolución de controversias el método de la mediación. Una agencia federal que resuelve sus controversias obrero patronales utilizando el método de la mediación lo es el United States Postal Services. Dicho método ha sido exitoso, pues les permite resolver las controversias en un ambiente más amistoso logrando el compromiso de sus empleados para poder lograr mantener un ambiente de trabajo de cordialidad entre ellos. 

En conclusión, la mediación no es un proceso que pretenda sustituir procedimientos convencionales ni se presenta como la única alternativa para manejar controversias. La mediación es un proceso más amistoso, menos costoso y orientado a ayudar a resolver controversias evitando los problemas de congestión de calendario, los altos costos de litigación y la lentitud del sistema adversativo convencional.

De usted tener un conflicto que entienda pueda manejarse mediante mediación, visite el centro judicial más cercano para recibir orientación sobre los Centros de Mediación de Conflictos de la Rama Judicial de Puerto Rico.